Cine

Reseña – El Príncipe del Desierto

 

Dirigida por Jean Jacques Annaud (Der Name der Rose 1986, Seven Years in Tibet 1997, Enemy at the Gates 2001) El Principe del Desierto (Black Gold, Francia-Italia-Qatar/2011) está basada en la novela de 1957 The Great Thirst (también conocida como South of the Heart: A Novel of Modern Arabia o The Arab) de Hans Ruesch.

Es protagonizada por Tahar Rahim (a quien quizás recuerdes más por su papel en la cinta francesa de 2009, Un prophète), Antonio Banderas, Mark Strong, Riz Ahmed y Freida Pinto, entre otros.

Principios del siglo XX, Arabia. Bajo el implacable cielo del desierto, dos jefes tribales se declaran la guerra y se enfrentan. Los cuerpos de sus guerreros quedan esparcidos por el campo de batalla. Nesib (Banderas), emir de Hobeika, es el vencedor e impone las condiciones a su rival Amar (Strong), sultán de Salmaah. Aceptan no intentar hacerse con la tierra de nadie que separa los dos reinos, conocida como Franja Amarilla. Como garantía, y de acuerdo con las leyes tribales de entonces, Nesib “adoptará” o, mejor dicho, se llevará como rehenes a los dos hijos de Amar, llamados Saleeh y Auda (Tahar Rahim), y quienes serán criados al lado de los suyos, entre los que se cuenta a la princesa Leyla (Pinto) con quien Auda establecería un vinculo desde el principio. Pasan los años, y Saleeh, que es un guerrero nato, quiere escapar de la jaula dorada en la que está encerrado y regresar a las tierras de su padre. Sin embargo, a Auda sólo le importan los libros, el conocimiento y la princesa Leyla. Un día, llega un empresario de Texas para ver a Nesib, y le cuenta al emir que hay petróleo en sus tierras. Le promete riquezas que van mucho más allá de lo que pueda imaginar. Nesib ya ve un reino con carreteras, escuelas y hospitales construidos gracias al oro negro escondido debajo de la arena. Pero hay un problema: el petróleo está en la Franja Amarilla. Ha llegado el momento del último enfrentamiento para hacerse con el control de la Franja Amarilla, de los dos reinos y, sobre todo, del futuro.

Esa es la primicia de esta cinta que nos narra el inicio del poderío energético de los países árabes, pero con el plus que es desde el punto de vista de los árabes.

La cinta está lejos de ser mala, es buena como entretenimiento, pero nos queda a deber en varios aspectos que solo toca de manera superficial como son religión, política y economía por concentrarse más en contarnos una épica.

Eso sí, técnicamente la película es casi perfecta; el vestuario y la ambientación no tienen que ser ostentosos para funcionar, se agradece el uso de extras en lugar de CGI en las batallas y escenas multitudinarias.

Las actuaciones son sobresalientes sobre todo la de Mark Strong, pese a su poco tiempo en pantalla, en ese sentido la única que nos queda a deber es Freida Pinto pues su personaje parece que solo fue incluido para que luciera su belleza.

El Príncipe del Desierto estrena en México el viernes 23 de Marzo.

Anuncios

3 pensamientos en “Reseña – El Príncipe del Desierto

  1. dios la mejor pelicula del año!. son de esas que luego de verlas te quedas varios dias pensando y soñando con la peli

¿Tu qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s