Arte/Teatro

“Dios, sigues ahí?” Una obra para conmover, para reflexionar

Susana Alexander presnta "Dios, sigues ahí?"

Susana Alexander presnta “Dios, sigues ahí?”

La primera pregunta es obvia…
¿Por qué un títere?.

La respuesta va más allá, una razón es fría logística, un niño crece y es más fácil de esta forma, la segunda es más humana, más cálida, y es porque el publico lo puede hacer un poco más impersonal el asunto sin restarle importancia.

Pues la búsqueda de la divinidad , el tratado de la tanatología, la búsqueda de un Dios a los ojos de un niño en un hospital, un niño que no sabe en que creer es algo fuerte, es algo duro de asimilar, pues aunque nunca se menciona que sea terminal es una realidad el sitio en el que se encuentra

Susana escribió la obra como una epifanía personal en cuanto a Dios, sin momentos fuertes que lo provoquen sino meditación y contemplación de su misma vida; es por ello que la obra no tiene tintes proselitistas por ninguna religión y toma el lado espiritual, pero sobre todo no busca divertir o entretener, sino conmover, un sentimiento que no todo el mundo recuerda.

Alfredito es el nombre del niño, a semejanza de uno de sus nietos y en honor al papá de Susana, quien falleció cuando ella contaba con escasos 8 años.Y él es una especie de espejo temporal pues al igual que su creadora, se cuestiona bastantes cosas respecto a Dios, es el niño interior exteriorizado, hasta en el amor, incluso el final de la obra la autora lo considera inspiración divina.

Pilar Flores, quien se encarga de ser el alma de Alfredito dice que es un papel delicatessen, exhaustivo, pero delicioso, ya que ha sido uno de sus mayores retos como actriz, el separarse de ella y actuar a Alfredito como otra personalidad, alguien más ocupando su cuerpo por lo que dura la obra, sin embargo a sido de los que mejor sabor de boca le han dejado y agradece el reto.

En palabras de la autora “La obra es suavecita, y ni te das cuenta cuando te la dejan caer” y también aprendió que es mejor disfrutar los pequeños placeres que nos estamos perdiendo que estar refunfuñando.

También dice “Que bonitos los mexicanos que se ríen de la muerte…mis huevos, la gente no quiere tocar esos temas, lo considera de mal gusto, pero la obra incluso tiene las 5 etapas de duelo”

Es una obra que promete darnos una nueva visión, sin moralina, sin afán de convertir, sin otro afán que tocar corazones y que ellos a su vez, despierten a lo bello que tenemos en la vida, y se nos esta perdiendo mientras miramos el celular.

Susana Alexanders y Pilar en ¿Dios, sigues ahí?

Susana Alexander y Pilar Flores del Valle en ¿Dios, sigues ahí?./By A9

Anuncios

¿Tu qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s